Tribu de José: Don de la Libertad

(Nacidos en: ...1914, 1926, 1938, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998, 2010...).


Ocupa el Undécimo Lugar en importancia y privilegios, y el Quinto Lugar en el Grupo de Oposición y Reemplazo.

Las personas de esta Tribu tenían como orden hacer desaparecer de la faz de la Tierra la mentalidad de esclavos que habían adquirido todos los Seres Humanos.

Esta mentalidad de esclavos la tenían (y la tienen) incluso aquellas personas que se creían libres y también los que ostentaban el poder.

Esta orden también incluye el que los integrantes de esta Tribu debían sembrar en los corazones de todos los Seres Humanos, el anhelo de la Verdadera Libertad.

También debían sembrar este anhelo en sus propios corazones, porque aunque poseen el Don de la Libertad, no significa que sean libres. Para realizar esta tarea cuentan con una riqueza especial y también con una gran cualidad.

Esta cualidad es una disposición a no transar nunca, después de que se ha conocido la única Verdad que le corresponde vivir al Ser Humano.

Por lo tanto, hay que dejar bien establecido, que esa cualidad la podrán usar las personas de esta Tribu cuando se informen y vivan la fórmula que llevará a la Humanidad completa a la Verdadera Libertad.


MISIÓN

Como todos los integrantes de todas las Tribus anteriores, las personas del Don de la Libertad también tienen que servir para mejorar el nivel de vida humano.

Esto quiere decir que deben usar todas sus potencialidades para buscar lo que es bueno para toda la Familia Humana, no sólo para un sector de ella.

Necesaria es la aclaración, por la tendencia que todos los Seres Humanos tenemos de creer que estamos sirviendo a la Humanidad, cuando en realidad, estamos sirviendo a nuestro mundo personal o aprovechando el problema de un sector humano para adquirir brillo o prestigio.

Las personas que poseen el Don de la Libertad no pueden entonces usar su Don para transformarse en caudillos, líderes, maestros, políticos o pastores.

El Don de la Libertad fue creado para liberar a toda la Humanidad de su mentalidad de esclavo que impulsa al Ser Humano a buscar una persona que lo tiranice, que lo mande o que lo guíe. Aunque la Mente Común no les enseñó cómo realizar esta tarea, porque ni ella misma lo sabía.

Hoy todos los Seres Humanos pueden usar su Don para realizar la Misión común a todos, tal como Jesús nos muestra: amar a Dios por sobre todas las cosas, y al prójimo como a ti mismo.


FUNCIÓN

Los integrantes de la Tribu del Don de la Libertad tienen como tarea influir en los integrantes de la Tribu del Don de la Justicia para motivarlos a buscar lo que es mejor para toda la Humanidad.

Es un trabajo arduo, porque a las personas del Don de la Justicia casi siempre les cuesta mucho reconocer que se han equivocado, y más les cuesta reconocer que están mal.

Y como el Don de la Libertad es menos fuerte, es probable que no se acerque al Don de la Justicia.

Otra tarea que tiene este Don es oponerse al Don de la Enseñanza para influir en él y ayudarlo a despertarse para buscar una solución a los problemas que afligen a la Humanidad.

Y si el Don de la Enseñanza no se despierta, el Don de la Libertad tiene la tarea de reemplazarlo.

Hoy, con el despertar de la Conciencia Universal que todos podemos alcanzar gracias a la Enseñanza de Amor de Jesús, todos los integrantes de todas las Tribus pueden realizar sin demasiado esfuerzo su Misión.


EL ANTIDON: ¡LA ESCLAVITUD!

El Antidon de la Tribu del Don de la Libertad es la ESCLAVITUD.

Lo más común y notorio de estas personas, es que necesitan tener un amo. Alguien que los tiranice y esclavice. Este tirano que tienen cerca puede ser un hombre o una mujer.

Y como todo esclavo, jamás se van a dar cuenta de que están siendo tiranizados. Por el contrario, defienden y protegen a su amo frente a los demás, aunque para todo el mundo sea obvio que están siendo utilizados.

Generalmente, esta esclavitud es frente a una persona con más educación o con más fuerza. Y como los integrantes del Primer Grupo son más fuertes, las personas que poseen el Antidon de la Esclavitud se sienten muy halagadas de ser esclavas de las personas de cualquiera de las Tribus del Primer Grupo.

Las personas que poseen el Antidon de la Esclavitud siempre son esclavos de algo o de alguien. Tanto los hombres como las mujeres, por causa del Antidon, fácilmente pueden caer en esclavizantes extremismos.

Además de tener siempre a alguien que los esclavice, pueden ser:
  • Esclavos de la pereza o del trabajo.
  • De los horarios o de la impuntualidad.
  • Del orden o del desorden.
  • De los estudios o de la falta de interés por ellos.
  • De la moral o de la inmoralidad.
  • Estas personas están expuestas también a ser esclavas de cualquier vicio. ¡Cuidado con los niños y los jóvenes!

    A diferencia de las personas de las otras Tribus que no son tan dóciles, estas personas frente al problema de los vicios, con una buena orientación no caerán tan fácilmente en ellos, pues son más dóciles y fáciles de guiar.

    Como todo esclavo, son personas que tienen más resistencia que las de las otras Tribus para afrontar la adversidad, ya que la vida de un esclavo es muy dura. Pero a veces se revelan contra sus amos y se independizan. Y cuando se revelan, lo hacen de muy malos modos, porque se cansaron de las exigencias de sus amos.

    Sin embargo, esto no sucede tan fácilmente, porque el esclavo no tiene derecho siquiera a pensar en la Libertad y se acostumbró a no pensar.

    Y como tienen dificultad para desear la Libertad, no cumplen con su Misión de oponerse al Don de la Enseñanza, que les puso la Humanidad enfrente. Con su mentalidad de esclavos, fácilmente pueden transformarse en esclavos de la Corrupción, que es el Antidon del Don de la Enseñanza.

    Pueden ser muy sumisos, pero a veces pueden transformarse en personas desobedientes y rebeldes. Esto último es muy poco probable, porque el trabajo del Antidon es mantenerlos esclavos.

    Por lo tanto, siempre estarán defendiendo y elogiando a los que viven esclavos del trabajo, de los estudios, etc. Y también se escandalizan mucho, si alguien deja de ser esclavo.

    Como son extremistas, ya vimos, pueden ser rebeldes o sumisos hasta el servilismo, muy sociables o muy huraños, muy tranquilos o muy inquietos. Pero en la mayoría de los casos prefieren estar sólo tranquilos. Y necesitan crear su propio espacio para estar algo a solas.

    Como parte de la esclavitud, muchos se ven obligados a tener que satisfacer las exigencias de sus amos, y deben hacer grandes esfuerzos para realizar lo que sus amos le piden, justamente porque no tienen Imanes, como las personas del Primer Grupo.

    También pueden ser esclavos del dinero, de la fama o del poder. Pero les cuesta mucho más obtenerlo, porque son más opacos que los miembros de las Tribus del Primer Grupo.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario