Tribu de Zabulón: Don de la Justicia

(Nacidos en: ...1913, 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997, 2009...).


Ocupa el Décimo Lugar en importancia y privilegios, y el Cuarto Lugar en el Grupo de Oposición y Reemplazo.

El Don de la Justicia fue creado con la orden de hacer tomar conciencia a todos los Seres Humanos de lo que es justo. Por lo tanto, no se puede confundir con hacer justicia.

Estas personas, además de hacer tomar conciencia de lo que es justo, también deben motivar a los demás a vivir lo que es justo y bueno para todos. Junto con esto, deben también mostrarle a la Humanidad los premios que recibirán por hacerlo.

Vivir lo que es justo siempre será motivo de alegría y bienestar personal, y de alegría y bienestar colectivos.

Tienen que esforzarse por convencerse y convencer a todos los Seres Humanos que la alegría y el bienestar serían algunos de los premios que recibirán si se esfuerzan por tomar conciencia de lo que es justo y lo viven.

Este Don tiene además, una orden de hacer entrar en razón a los demás para hacer algo que realmente solucione todos los males de la Humanidad para siempre.

Para realizar esta Misión cuentan con una gran cualidad: la capacidad de razonar para apreciar y valorizar algo.

Cuando se lo proponen, son muy profundos y saben formarse una opinión exacta de las cosas. Pero generalmente, prefieren no profundizar por miedo a los cambios.

Si hoy estas personas usaran esta capacidad de evaluar, podrían apreciar lo valiosa que es la Enseñanza de Amor de Jesús, tanto para ellas como para el resto de la Humanidad.

Por muchos Siglos, las personas no sabían como se activaba el Don, ni tampoco sabían para qué utilizar el Don, pues la Mente Común cuando creó los Dones, no sabía hacia donde orientarlos. Sólo sabía que tenían que servir al Bien de toda la Humanidad y no sólo a un sector de ella.

Por eso, mientras las personas no conozcan la Ley Única y Universal del Amor de los unos por los otros, nunca sabrán cómo usar su Don.

El Amor de los unos por los otros, tal como Dios nos ama, es la única solución a la fuente de todos los males de la Humanidad: la falta de Amor. Porque los males que vemos diariamente, son sólo la expresión exterior de lo que hay en el fondo de cada Ser Humano. Son los síntomas del único Mal que no vemos.

Entonces, no hay para qué extrañarse tanto de la violencia, de las traiciones, de las enfermedades, de los vicios.

Nada de lo que vemos es peor a aquello que no vemos. Y lo que no vemos es, justamente, que la Familia Humana se está destruyendo por falta de Amor.

Si entendemos, valorizamos y vivimos la Ley Única y Universal del Amor, habremos encontrado el verdadero camino para la liberación del Ser Humano y la liberación de la Humanidad.

Valorizar es una cualidad del Don de la Justicia. Si usan esa cualidad para tomar en serio las Enseñanzas de Jesús, no tendrán para qué hacerse los desentendidos frente a su Misión.

Esta Misión antes era muy pesada, por no saber hacia dónde dirigir los pasos para encontrar lo que es justo. Ahora ese problema ha sido resuelto por Jesús.


MISIÓN

El Don de la Justicia tiene como Misión buscar un camino para mejorar las condiciones de vida de la Humanidad.

Si usan su capacidad de razonar y estimar, podrán entender que la palabra Humanidad encierra a todos los Seres Humanos, no sólo a un sector de la Humanidad.

Al tener claro que su Misión es buscar un camino para mejorar la vida de la Humanidad y que la Humanidad son todos los Seres Humanos, la búsqueda se facilitaría y no cometerían tantos errores.


FUNCIÓN

Las personas que pertenecen a la Tribu del Don de la Justicia, al igual que los integrantes de las 6 Tribus del Segundo Grupo, tienen 4 Tareas: 2 comunes y 2 especiales.

Sus Tareas Comunes son:
1) Deben exigirse a sí mismos cada día más para comprender cabalmente que están vivos para cumplir una Misión muy importante. Esta Misión será siempre procurar el Bien de toda la Humanidad, no sólo de un sector de ella.

2) Ayudar y motivar al Don de la Paz a que cumplan con su Misión.
Sus Tareas Especiales son:
1) Hacer vibrar al Don de la Belleza por lo que es justo para toda la Humanidad y sacarlo de su apatía y de su frialdad interior (aunque en apariencia sean muy cálidos), que les hace ver en los demás una oportunidad de ser famosos o poderosos.

2) Si las personas del Don de la Belleza no reaccionan, deben reemplazarlas y realizar la Misión de ellas, además de la propia.

EL ANTIDON: ¡LA INJUSTICIA!

Ya sabemos que el Antidon es lo contrario del Don. Entonces, las personas del Don de la Justicia tienen como Antidon la INJUSTICIA.

El Antidon de la Injusticia se manifiesta de varias maneras, todas ellas muy dañinas para quienes lo portan, así como para los demás.

Cuando no pueden destacarse se sienten víctimas de los demás y es muy común verlos acusar a los demás, porque piensan que los demás son injustos.

El Don les ordena mostrar lo que es justo, no destacar lo injusto. Y cuando acusan a los demás de injustos, están demostrando que van en sentido opuesto a lo que les indica el Don.

Cuando están en disposición de acusar a los demás, por supuesto que en esos momentos no tienen la suficiente hidalguía y fortaleza para reconocer las injusticias que ellos cometen.

La justicia para estas personas es hacer valer lo que ellos consideran justo para ellos, y no lo que es justo para todos.

Como una de sus cualidades es la tenacidad, el Antidon se sirve de ella para sus propósitos. Por eso, es fácil ver a estas personas con una misma actitud por años, sin cambiarla. No importa si esa actitud es incómoda o dañina para ellos, es muy difícil sacarlos de ella.

El Antidon los hace ser muy injustos en su apreciación de los demás, porque en muchas ocasiones se ponen en contra de los demás, cuando sólo se imaginan que los demás están en contra de ellos.

Son más inflexibles con las personas del Segundo Grupo. En cambio, es común verlos dejarse seducir por las personas del Primer Grupo.

Con esta actitud y tomando en cuenta que los Seres Humanos estamos mal, es casi seguro que en algún momento, más de alguna persona va a ponerse en contra de ellos. Esta situación la utilizan para justificar la posición de víctima que adoptaron.

Como una de sus tareas era parar los excesos de la Cuarta Tribu (Don de la Belleza) cuyo Antidon es la Fealdad, fácilmente es contagiada por esas personas, porque ellas son más fuertes.

Al ser contagiado por la Fealdad, se transforma en una proyección de la Fealdad. Luego, su propio Antidon se acentúa y aumenta la Injusticia.

Sólo cuando estas personas se despierten al Amor de los unos por los otros, tal como Dios nos ama (porque esta es la fuente de la Verdadera Justicia), podrán ser personas verdaderamente útiles a la Humanidad.

El Antidon será anulado en proporción a la medida de la vivencia de esta Ley Universal.

Resumiendo, el Antidon de la Justicia se expresa:
1) Acusando a los demás de injustos y poco responsables.
2) Sintiéndose víctimas de los demás.
3) Despreocupándose de motivar a los demás a vivir lo que es mejor para todos.
Con un poco de Buena Voluntad podrían ser los mejores colaboradores del Plan del Padre, si se interesaran honestamente en profundizar las Enseñanzas de Jesús destinadas a la creación de un Mundo de Amor para todos.

2 comentarios:

  1. Interesantes e ilustrativas informaciones...gracias...

    ResponderEliminar
  2. Interesantes e ilustrativas informaciones...gracias...

    ResponderEliminar